Sabtu, 15 Juli 2017

Desnudar las palabras con el alma

Tocar tu cuerpo y estremecerlo. Sentir entre mis manos tu gozo, Amarte en la medida que ama un amante, desearte eternamente, en cada noche y en todas sus horas, amar todos tu miembros, beber de tus pechos y sacar de ellos el éxtasis. Quererte y morir en ti, dejar el sudor hasta la última gota, adorar tu cuerpo desgastar las manos acariciándote, y quedarme sin carne en los labios, porque no puedo dejar de besarte, hundir mi cabeza entre tus piernas, y mi boca en tu sexo, mi boca en él, lamiendo hasta morirme, amarte entre tus entrañas, con mi mente, con mis miembros, con toda la conciencia que soy posible, amarte y seducirte imperecederamente, y así hasta el fina de los siglos Tu cuerpo es una religión para mí, ante el altar de tus senos me arrodillo, y rezo, rezo porque se haga pronto de nuevo su visión, ante tu pies me arrodillo ¡Oh! Diosa mía, te los beso, y recorro tus piernas, y rebaso tu vientre, lo rebaso, para morir en tu boca, y que tu lengua me dicte el castigo o el perdón, te quiero, amor mió, te deseo, te deseo y te quiero.